Controla tu preparación y sácale todo el

Problemas comúnes preparando café *

Haz click si identificas tu problema.

Muy ácido

El café siempre te queda muy ácido, te recuerda más bien un limón.

Falta extracción

Puedes extraer más con:
Molienda más fina
Tiempo más largo
Agua más caliente
Más turbulencia

Muy amargo

El residual siempre te queda muy amargo, con ganas de tomar mucha agua.

Sobre extracción

Puedes extraer menos con:
Molienda más gruesa
Tiempo más corto
Agua más fría
Menos turbulencia

Aguado

El café sabe a agua con color. Sin sabor y sin vida.

Demasiada agua

Intenta preparar tu café con un poco menos agua. Si siempre sabe aguado falta intensidad de café.

Pesado

El café siempre te queda muy intenso, hasta con peso en la boca.

demasiado café

La próxima vez intenta usar más agua o menos café. Cuando queda muy fuerte a veces no puedes percibir matices de sabor más sutiles.

* Estos consejos funcionan cuando el café está bien tostado. Si la tostión es demasiado alta, siempre encontrarás sabores quemados, a humo. Si la tostión es demasiado baja, notas a cereal y vegetalosas.

Pide tu café hoy y compruébalo